Disertaciones

La categoría más personal de La Enredadera. Filosofía, crítica social, perspectivas, analisis, historia y cualquier tema humanístico.

Abundancia de frutas

Yo exhorto a placeres continuos y no a esas virtudes vanas y necias que comportan embrolladoras ilusiones de frutos futuros…

Natural y artificial: la dicotonomía imaginaria

La máquina es la redentora del hombre, decía Lafargue. Pero parece que la percepción de la naturaleza del neoromanticismo, que lleva ineludiblemente a nacionalismos de nuevo cuño, se obstina en creer lo contrario. En este post pongo una mirada en la relación trabajo y naturaleza, sin mencionar apenas el no menos importante tema de la relación entre trabajo y sociedad.

playa san lorenzo gijon

Share List Este 2015 ha sido un año intenso en mi vida, que empezó por rescatar a una amiga de un maltrato el 1 de enero entre amenazas, y en […]

jugnado al go

Estaba un poco nervioso y había una luz que me apuntaba a la cara, no sabía si se entendía algo de lo que decía. Y, al final, ocurrió lo que todo el mundo espera que ocurra en una demo: que no funcione bien. Problemas de los imprevistos. Pero para ser mi debut, en suma, no estuvo mal.

Caos armónico

Mientras escribo este post, a mi alrededor hay ambiente de trabajo sereno. Ya he dejado el piso y estoy con la maleta en la casa de los indianos como escala al aeropuerto. Todos están haciendo algo mientras yo escribo este post sintiendo aún que esta semana he recibido más abrazos que el resto del año. Creo que, al final, un síntoma notable de la descomposición es ese: la falta completa de fraternidad. Un síntoma físico.

“Todo empieza con una analogía: los sistemas operativos son como los coches. La compañía Microsoft empezó vendiendo bicicletas motorizadas (MSDOS), luego pasó a producir una actualización (el Windows original) que permitía a la bicicleta ir más rápido. Y finalmente, produce un coche, no demasiado bonito, que pierde mucho aceite pero que la gente compra mucho. La otra compañía, Apple, vende unos coches muy cómodos, fáciles de usar, pero que vienen herméticamente cerrados de forma que es imposible saber qué hay en su interior. BeOS vende coches de alta tecnologías, hermosos, con gran estilo y capaces de volar, ir por el agua o hacer lo que uno quiera, y más baratos que la competencia. Y por último tenemos algo que no es ni siquiera una compañía, sino más bien un campamento de refugiados, lleno de voluntarios de gran talento, que produce tanques. Sí, tanques. Tan buenos, que nunca se rompen, fáciles de maniobrar, que consumen el mismo combustible que un coche, están fabricados con la última tecnología y, lo mejor de todo, son gratuitos. A medida que uno de esos tanques Linux, ¿no lo habían adivinado?, se termina, se deja en la calle y cualquiera puede llevárselo.”

Del prólogo de En el principio fue la línea de comandos de Neal Stephenson

Muros de redes privativas

La mala jugada de internet.org está teniendo competidores. La Outernet es una red de servicios apoyada por la empresa Clydespace, con el lanzamiento al espacio satelites en forma de cubo. Ofrece un tráfico de 100MB diarios y tienen el proyecto llegar hasta 1GB al día. Algunos de los servicios disponibles son Open Street Map, Wikipedia o Khan Academy, entre otros. La conexión desde tierra se realiza mediante Raspberry Pi y una antena parabólica de unos 60 euros en formato DIY.

Templo antiguo erosionado

El sumo sacerdote de la ciudad salió al balcón, miró al desierto más allá de las murallas y observó la multitud. Respirando con orgullo, extendió sus brazos y las palmas de sus manos hicieron como si estuvieran en las cabezas de todos sus subditos a la vez, tan pequeños como se veían desde aquella altura desde la que gobernaba.